Archivo de la etiqueta: kick boxing

Patadas con giro

Los giros agregan a las patadas distintos factores muy útiles en las artes marciales:

Versatilidad, potencia, precisión, factor sorpresa, entre otros.

Describamos en detalle, cada patada con su giro.

Nota importante: Además de sugerirles que no ejecuten NINGUNA técnica aquí descrita sin supervisión profesional o conocimiento suficiente, les sugerimos hacer los giros una vez que las patadas básicas hayan sido aprendidas. El blog está desde el 2009… ¡Ya han tenido tiempo de practicar!

Patada frontal

No se hacen giros para esta patada, ya que no tiene ningún sentido. Girar y dar una patada frontal, sólo sería una pérdida de tiempo. Quizás en un situación de combate muy particular el único “agregado” que daría esto, no sería a la patada en sí, sino más bien en la estrategia de combate, añadiendo un factor de sorpresa o de confusión.

Patada Lateral

Mi patada con giro favorita. La patada lateral con giro es sumamente potente, aunque bastante difícil de conectar al oponente. Veamos sus aspectos.

Ejecución: Hay dos maneras básicas de ejecutarla, que variarán dependiendo la posición y el momento del combate. Una es desde la posición de guardia, elevarse sobre los metatarsos (almohadillas de los pies), rotando totalmente las piernas  (manteniendo todo el cuerpo bien derecho) hasta que los muslos choquen entre sí. Como siempre en un giro, lo primero que llega es la mirada. Una vez que estamos “enroscados” como un trapo con nuestras piernas y vemos el objetivo, elevamos la rodilla de la pierna retrasada, subiéndola tan alta como sea posible y tan comprimida contra el pecho como sea posible, como si quisiéramos tocar el hombro con la rodilla. Luego el pie sale disparado con la extensión de la pierna que pasa de comprimida a extendida, como un resorte, impactando con el talón o con el filo externo del pie.

Como pueden ver, en este caso el pie apunta ligeramente hacia el piso, esto es muy común sobretodo cuando se hace rápido y con el oponente muy cerca.

Nota: En Kung Fu se intenta dar la patada de manera que tanto la punta del pie como la rodilla apunten en paralelo al piso, es decir, que en el momento de impacto los dedos del pie no miren hacia el piso, ni tampoco la rodilla. Esto se entiende que es para cuidar que la presión del golpe no se aloje en la rodilla. Esto marca una gran diferencia a cuando la patada sale desde atrás pero con los dedos apuntando hacia el piso, que se la suele llamar “patada de burro”. Es similar, pero no igual. Esta misma patada en Tae Kwon Do se suele dar con el pie en diagonal hacia abajo, un punto intermedio entre la ejecución en el Kung Fu y la “patada de burro”. No es que haya una correcta y otra incorrecta, sino que son distintas maneras de hacerla y hay mínimas diferencias en el resultado final.

Versatilidad: Esta patada es muy versátil, puede ejecutarse desde muchas posiciones y no es difícil de aprender, ya que la patada lateral queda prácticamente igual, sólo hay que perfeccionar el giro para que sea rápido, equilibrado y preciso.

Potencia: Es una patada SUMAMENTE potente, ya que utiliza la palanca de la cadera, así como la extensión total de la pierna y el impacto del talón. Cuanto más rápido el giro, más potencia tendrá. Es una patada devastadora cuando se aprende bien.

Precisión: Es una patada cuya precisión es su mayor debilidad. Debido a que el tipo de ataque es lineal, si el oponente se mueve o el giro se desequilibra, el pie quedará cerca del oponente sin impactarlo, dejándonos algo expuestos. Hay que tener MUCHO cuidado y estar MUY seguro al lanzar un ataque así, aprovechando todas las ventajas de la patada y evitando todos los contra.

Factor sorpresa: Es una patada que NECESITA del factor sorpresa, debido a que un luchador experimentado podría esquivarla o bloquearla fácilmente en cuanto comienza a notar el movimiento del cuerpo iniciando el giro. En nuestra opinión, la forma más efectiva de esta patada, es cuando el oponente avanza para atacarnos con los puños, ya que no sólo se aprovecha el envión de fuerza que viene hacia nosotros para añadirlo a la fuerza de la patada, sino que además lo pone en la línea justa para que la patada sea certera. Si el oponente en cambio está en posición defensiva, aguardando un golpe o esquivo, será muy difícil sorprenderlo con esta técnica.

En resumen: En nuestra modesta opinión esta patada es un todo o nada. Si sale bien, es potente, devastadora e implacable, ya que ataca al abdomen y difícilmente alguien pueda resistir cuando ha entrado de lleno.  Si sale mal, es un boleto a una cara llena de moretones.

Lo siento por usar tanta foto de UFC, pero no he encontrado muchas de artes marciales tradicionales que expresen bien la aplicación de la técnica… creo que entiendo por qué.

 

Patada gancho con giro

Una devastadora y vistosa patada, con tanta potencia como riesgos.

Ejecución: Al igual que en la lateral con giro, se comienza desde la guardia y se elevan los talones sobre los metatarsos, girando el cuerpo como un trapo para que se enrosque y cuando el giro se traba por el contacto con ambas piernas, la pierna que estaba detrás se eleva, pero aquí radica la mayor diferencia entre esta patada y la lateral, ya que la patada gancho sale con la pierna tan extendida como sea posible (no sube la rodilla hacia el cuerpo como en la lateral). La pierna comienza su recorrido extendido desde el lado de la patada (vamos a suponer, el lado izquierdo, golpeando con la pierna derecha) que recorre todo ese lado hasta llegar a la zona de impacto, generalmente en la línea central de nuestro cuerpo. Justo antes del impacto, se añade la fuerza de flexión de rodilla (que le da su nombre de gancho) llevando el pie hacia nuestro glúteo, detenido solamente por la cabeza del oponente. 

La suma del giro, el recorrido y la rápida flexión de la pierna, deberían noquear a prácticamente cualquier oponente. OJO que luego de una patada así es común perder el equilibrio, no se confíen de su éxito y manténganse equilibrados o levántense rápido si cayeron. Si erraron la patada, intenten continuar el giro y volver rápidamente a la guardia, es una patada que nos puede dejar muy expuestos a contra-ataques.

Nota: En Kung Fu hay una variación a esta patada, en la cual se quita el recorrido para que la patada salga en línea recta hacia el oponente (como en la descripción de la patada lateral con giro), apuntando a un lado de la cabeza del oponente y al momento que la pierna se extendió por completo, se cierra el pie hacia el glúteo, igual que en la anterior ejecución. Esto se hace para engañar la guardia del oponente (que seguramente esperará bloquear la patada a un lado) y poder ir directo a su cabeza. Suena complicado, pero básicamente es como una mixtura entre la lateral y la patada gancho, comienza como la primera, pero termina como la segunda.

Versatilidad: Esta patada cuesta un poco más en aprenderse, ya que es “poco natural” y en general cuesta que los alumnos comprendan cómo aplicarla con fuerza. Es un patada no muy versátil para un combate, ya que es sólo aplicable en pocas ocasiones.

Potencia: Esta patada si bien no es de las más potentes, al estar orientada para atacar la cabeza, la potencia con la que entra es suficiente en la mayoría de los casos para noquear o atontar al oponente.

Precisión: La patada de gancho con giro aplicada del primer modo descrito tiene un recorrido más amplio, por lo cual es más probable que sea precisa en su impacto, pero su variación está hecha justamente porque aunque es precisa, es fácil de bloquear con la guardia arriba. Si se hace de la segunda manera, se agrega precisión y menos margen de que sea bloqueada, pero claro, es más difícil de realizar y al tener menos recorrido, disminuye un poco su impacto.

Factor sorpresa: Como siempre, el giro puede ser interceptado o generar una reacción por parte del oponente, por eso esta patada si se hace con recorrido completo es mejor que sea con alguna estrategia para que entre exitosamente o con movimientos tan rápidos que no permitan al oponente pensar mucho en su defensa. Por otro lado, la segunda forma de ejecutar esta patada tiene un doble efecto sorpresa, ya que aparece el giro, el oponente se prepara para el giro y a último momento la patada que parecía recta se eleva hasta un costado de su cabeza y lo patea de forma horizontal en la cabeza. Difícil, pero no imposible.

En resumen: Recomendamos esta patada sólo en casos muy “calculados” o habiéndola practicado tanto que tenga una velocidad superior a lo que pueda llegar a reaccionar el oponente, recuerden que al girar, si bien la técnica se practica de forma encadenada y paso por paso, conviene hacer un movimiento explosivo con TODO el cuerpo al mismo tiempo. Como decía el gran Bruce: “Que el oponente sienta el golpe, antes de verlo”

Hay patadas con giro que además se hacen saltando, pero eso lo veremos más adelante.
¡A entrenar!

11075856_908787165810999_232531635_n